Estos son casi la biblia de lo que NO debes compartir en redes, o al menos, lo que deberías pensar al menos dos veces antes de publicar en redes. Recuerda que muchas veces si a ti no te molesta que suban imágenes tuyas, tus amigos o conocidos pueden resultar afectados por esa foto “graciosa” o simpática que les hizo reír tanto. Pero vamos, eran las 12 de la noche, hubo algunas copas de más, y mucha, mucha diversión.